La canción protesta latinoamericana

Durante la Guerra Fría, Latinoamérica fue un tablero donde Estados Unidos y la Unión Soviética disputaron recursos e influencia. Hubo muchos tiranos que fueron meras marionetas de ambos superpoderes, especialmente para el primero, que consideraba el centro y el sur de América como su zona natural de influencia, según la doctrina de Monroe de “América para los americanos”.

En Cuba, a Fulgencio Batista, dictador pro-americano, le sucedió Fidel Castro, dictador pro-soviético. Muchos otros dictadores, como por ejemplo Augusto Pinochet (Chile), Jorge Videla (Argentina), Alfredo Stroessner (Paraguay), Hugo Banzer (Bolivia), Anastasio Somoza (Nicaragua), o Rafael Trujillo (República Dominicana) fueron controlados por los Estados Unidos.

El conflicto entre los dos superpoderes fue también un conflicto social en cada país, y parte de la batalla fue la ideológica, cultural y artística. Algunos artistas tuvieron problemas. Como dijo Jesucristo, y experimentó en sus propias carnes, “Nadie es profeta en su tierra”. Manifestar ciertas opiniones puede llevar al exilio, a la prisión, a la tortura y a la muerte.

Atahualpa Yupanqui era el pseudónimo de Héctor Roberto Chavero, cantante folclórico argentino que nació en 1908 y murió en 1992. Su padre era mestizo, de sangre quechua, y su madre de origen español.

En 1932 participó en un intento revolucionario fallido para restaurar la democracia. Como consecuencia, tuvo que exiliarse. Vivió en Uruguay y Brasil. En 1934 volvió a Argentina. A causa de su militancia política, Atahualpa fue detenido y encarcelado varias veces. Incluso le rompieron un dedo de la mano derecha, aunque afortunadamente él tocaba la guitarra con la izquierda.

En “Preguntitas sobre Dios” Atahualpa hace una reflexión existencial al estilo del Libro de Job de la Biblia.

Jorge Cafrune, cantante folclórico argentino, nació en 1937 y murió en 1978. Sus abuelos paternos y maternos eran inmigrantes procedentes de Siria y el Líbano. Su familia tenía un estilo de vida típicamente gauchesco.

En 1976 el general Jorge Videla hizo un golpe de estado y estableció una dictadura militar muy autoritaria y represora.

En el festival de Cosquín de 1978, a petición del público, Cafrune cantó la famosa “Zamba de mi esperanza”, entonces prohibida por el gobierno. Dos testigos aseguran que escucharon a un militar, Carlos Enrique Villanueva, dar la orden de asesinarlo como aviso a otros cantantes. El 31 de Enero de ese mismo año, Jorge muere atropellado por una camioneta. Las circunstancias del supuesto accidente nunca fueron aclaradas. Se cree que el conductor del vehículo seguía órdenes de Villanueva.

La letra de “Zamba de mi esperanza” no tiene ningún contenido político o social, pero la simple alusión a la esperanza era suficiente para justificar la censura del terrible gobierno de Videla.

Víctor Jara, músico y director teatral chileno, nació en 1932 y murió en 1973. Nació en una familia campesina, y su madre cantaba y tocaba la guitarra. Su madre murió cuando él tenía 15 años. Víctor, que tenía sensibilidad religiosa, ingresó en un seminario para dedicarse al sacerdocio, pero lo dejó después de dos años al comprobar que no tenía vocación.

Su música tenía un marcado contenido social. Fue nombrado embajador cultural en el gobierno del presidente socialista Salvador Allende. En 1973, el general Augusto Pinochet efectuó un golpe de estado e inició una dictadura militar tan represiva como la de Videla. Víctor fue arrestado junto con profesores y alumnos de la Universidad Técnica del Estado y conducido al Estadio Nacional de fútbol, convertido en una especie de campo de concentración. Allí fue torturado durante días y finalmente ejecutado. Su cadaver tenía 44 impactos de bala.

Su famosa canción “Te recuerdo Amanda” es la historia de un amor roto en la época de conflictos sociales del gobierno del presidente Eduardo Frei.